Lupa

Cómo proteger los consumibles frente al calor

Intentar mantener lo más fresco posible el espacio donde se almacenan los consumibles, es uno de los consejos básicos a la hora de conservarlos correctamente frente a la subida de temperaturas

La mayoría de las personas se alegran de la llegada del buen tiempo, sin embargo, las olas de calor son cada vez más frecuentes y, aunque no se pase por ellas, la subida de temperaturas en verano es inevitable.

Por esta razón, son muchas las empresas que tienen en cuenta la temperatura del espacio donde trabajan, especialmente cuando se trabaja con material perecedero o susceptible de verse afectado por el calor.

Sin embargo, hay otros aspectos que se descuidan en esta época del año (y, aunque estemos a mediados de agosto, todavía quedan muchos días de calor), como es el caso de los consumibles, porque consideramos que estos no se van a ver afectados por este fenómeno; nada más lejos de la realidad.

Por eso y para evitar que los consumibles de tu empresa se vean afectados por el aumento de la temperatura en tu lugar de trabajo, hemos preparado una serie de consejos que te pueden servir tanto estos días de calor, como en otros momentos del año (no podemos olvidar que hemos pasado uno de los inviernos más cálidos de los últimos tiempos).

Consecuencias que tiene el calor sobre los consumibles

En la mayoría de las empresas se tiende a guardar tanto las etiquetas como el ribbon en cualquier lugar del almacén u oficina, sin tener en cuenta que puede haber agentes externos que perjudiquen su almacenamiento y, por tanto, provoquen el consecuente deterioro de estos materiales. Estamos hablando de fuentes de calor directas o indirectas (calefacciones y/o luz solar) y humedad.

Como consecuencia, en el caso del ribbon, cuando éste está expuesto al calor, tanto la tinta como la película de poliéster con la que está confeccionado se ve afectada. Esto supone que el propio ribbon puede quedar inutilizable, por un lado, o que ensucie la impresora, dando fallos a la hora de utilizarlo.

Mantener los consumibles lejos de las fuentes de calor es básico para cuidarlos

En el caso de las etiquetas, la mayoría de ellas no está preparada para soportar altas temperaturas (fuera de cuando pasan por la impresora, claro está), por lo que el calor hace que se deterioren, ya que se pegan las unas a las otras – dependiendo del tipo de material con el que hayan sido elaboradas- además de quedar inutilizables, en la mayoría de las casos.

Aspectos básicos para conservar los consumibles

almacenar consumiblesEstá claro que la subida de temperaturas no se va a poder controlar, pero sí que puedes cuidarlas si sigues los consejos que te damos a continuación:

  • Mantenerlas lejos de las fuentes de calor: tanto de máquinas que las puedan emitir, como de la propia luz solar; nunca dejes que le dé directamente.
  • Conservarlas en un lugar seco: de manera que ni la humedad ni el aumento de la temperatura puedan afectarles.
  • Mantener una temperatura fresca: en el propio espacio de trabajo (entre 15 y 21 grados). En este sentido, si disponemos de diferentes plantas en el lugar de trabajo, lo mejor es que se guarden, durante todo el año, en aquel que sea el más fresco (normalmente, las plantas más bajas).

Protege tus consumibles del calor

Como bien sabes, en Tecnipesa contamos con todo tipo de materiales consumibles, por lo que si tienes alguna duda más al respecto o necesitas más consumibles, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y no sólo te daremos consejo sobre cómo conservarlas, sino también sobre qué tipo de material es el más acorde a tu negocio. ¿Te ayudamos?

¿Le ha parecido interesante este artículo?

Suscríbase al boletín de noticias de Tecnipesa

 

Servicio técnico

Con el objetivo de que nada interrumpa la productividad de su negocio, ponemos a su disposición un amplio equipo técnico que se encargará de asesorarle, de formarle y de cualquier reparación.

Asistencia técnica para todo lo que necesite

X